Uñas quebradizas

En este post, os vengo hablar de algo que nos suele pasar muy a menudo en las uñas de nuestras manos. El problema de las unas quebradizas. He encontrado siete soluciones naturales para fortificar las unas frágiles y que se resquebrajan con facilidad. Algunos yo ya los conocía y otros no. Me parece que son remedios baratos y muy fáciles de aplicar. Como todo, hay que ser constante para que los tratamientos que nos apliquemos hagan su efecto y así podamos lucir unas manos bonitas y sanas. Parece ser, que este debilitamiento en las uñas nos suele pasar por una deficiencia nutricional o por algo que si que nos suele pasar muy a menudo en las tareas de la limpieza del hogar, que es cuando utilizamos productos químicos y esto hace que interrumpa también el crecimiento de las mismas.

Es verdad que existen en el mercado varios tratamientos cosméticos que permiten fortalecerlas, seguro que much@s conoceréis el famoso endurecedor de Mavala, es bueno porque yo lo he usado y si que va bien, pero también es verdad que es caro para lo pequeño es.

Así que podemos recurrir a estos remedios de abuela de toda la vida que tenemos en casa y además en nada lo hacemos.

– Aceite de oliva: El aceite de oliva es un excelente nutriente para nuestras uñas, yo esto lo he oido siempre, incluso en los centros de belleza te aconsejan hacerlo porque viene muy bien.

*Ingredientes: 1/4 de taza de aceite de oliva (60 gr) y cinco gotas de jugo de limón.

Se agrega el jugo del limón en el aceite de oliva se remueve un poco para que se mezcle bien y a continuación se sumerge las uñas por quince minutos, y luego se puede guardar esa mezcla en el frigorífico. Repetiremos este tratamiento todos los días para  notar su efecto (yo lo he probado y funciona). 🙂

– Papaya con aceite de almendras y huevo. (Este no lo había oido nunca) lo probaré. : )

Esta mascarilla para las uñas y cutículas contiene nutrientes que ayudan a retener la humedad natural mientras las fortalecen.

*Colocar estos tres ingredientes en un recipiente y mezclarlos hasta obtener un producto homogéneo.

Para hacerlo, usar un pincel de los de esmalte (que ya no usemos) y aplicarlo sobre las uñas y cutículas. Dejar actuar treinta minutos ya a continuación enjuagar con agua fría.

“Repetirlo todos los días”.

– Bicarbonato de sodio: El bicarbonato es otro producto muy útil para fortificar nuestras uñas. Sus propiedades antisépticas previenen los hongos y ayudan a evitar el quiebre.

Verter una cucharada de bicarbonato en una taza de agua tibia y sumergir las uñas unos diez o quince minutos aproximadamente.Este tratamiento es aconsejable repetirlo dos veces por semana.

– Aceite de ricino y vitamina E. El aceite de ricino, contiene ácidos grasos esenciales que hidratan y protegen  las uñas. Combinándolo con un poco de vitamina E, obtendremos un tratamiento fortalecedor que dejarán las uñas además de sanas, muy brillantes. 🙂

*Ingredientes: una cucharada de aceite de ricino (14 gr) y cinco gotas de vitamina E.

Mezclar las gotas de vitamina E con el aceite  de ricino y aplicarlo sobre las uñas usando un pincel pequeño o brocha. Repetir este tratamiento a diario.

– Limón y azúcar: Este tratamiento exfoliante de limón y azúcar, ayuda a mejorar las cutículas y previene la debilidad de las uñas (este me vendría a mi genial, porque tengo las uñas muy débiles).

*Ingredientes: 1/2 limón y una cucharada de azúcar  (10 gr).

Se mezcla el limón con la cucharada de azúcar y luego te frotas esta mezcla en tus manos y uñas dejándolo reposar  cinco minutos. Pasado este tiempo enjuagar muy bien las manos.

Este tratamiento es mejor aplicarlo por las noches (para evitar manchas en la piel). Repetir este tratamiento cada cuatro días.

2 comentarios sobre “Uñas quebradizas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *