Propiedades del alcohol de romero

Antiguamente nuestras abuelas usaban este alcohol para dar las famosas friegas que todos alguna vez hemos oído. Lo aplicaban siempre que había algún dolor muscular o incluso para algún morado en el cuerpo.

Yo desde niña he oído hablar de este aceite por sus virtudes curativas. Todos conocemos la planta del romero porque la vemos en el campo, e incluso en jardines. Es también muy conocido como condimento en la cocina y también se toma en infusión, incluso es muy conocido como aceite esencial (utilizado en aromaterapia).

Tanto el alcohol de romero como el aceite esencial de la misma planta, son un elemento terapéutico solamente de uso externo. El alcohol y el aceite esencial, tienen propiedades altamente beneficiosas para nuestra salud. Hay quien lo usa también para tratar la alopecia (esto me ha sorprendido, no lo había oído nunca), y parece ser que da muy buen resultado. Según los expertos, sería una buena loción anticaída.

Yo por experiencia propia, tengo que decir que llevo ya años usándolo para dolores musculares, pero sobre todo lo uso para el dolor de espalda y lumbago. Padezco de la espalda desde hace mucho tiempo, he usado mil cremas antiinflamatorias (algunas buenas y otras no tanto) y a día de hoy, con lo que más alivio siento es con el aceite de romero. No puedo decir que te lo eches y enseguida se te pase el dolor, ojalá, pero sí que te alivia bastante. Lo que yo hago cuando estoy tan molesta, es darme friegas todos los días donde tengo el dolor, y así con constancia, si que logras bastante mejoría.

El alcohol de romero se puede comprar fácilmente en cualquier farmacia o herbolarios, incluso ya lo están vendiendo en supermecados (yo lo suelo comprar en mercadona). Probarlo si aún no lo conocéis porque os va a sorprender y ademas es un producto muy baratito. 😉

Como nota os digo que las personas que sufren de epilepsia o las embarazadas, deberán de tener precaución con el romero, sobre todo si lo toman en infusiones. Esto lo leí hace tiempo y, si es así, me parece interesante saberlo por si acaso. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *