9 Sept. 2018

Anoche di mas vueltas en la cama que una noria 🙁 , la espalda me dolía y me he desvelado mucho, con lo cual me he levantado un poco zombie. Dejamos los niños en el instituto, y nos fuimos a desayunar. Hoy no hemos ido donde siempre porque estaba llenísimo de gente y no había sitio. Así que nos fuimos a otro lado abajo al paseo de la playita que también se desayuna genial :).

Luego queríamos ir a ver una mesita que necesitan los niños para su cuarto, pero lo hemos dejado mejor par otro día, porque Alvaro quería hoy aprovechar la mañana para darle un repaso de pintura a la cocina, que aunque no estaba tal mal, al ser blanca tenía ya zonas un poco negras de los roces. “en las casas nunca se para puff”.

Yo me puse a hacer el almuerzo, porque Alvaro entraba a las dos y tenía que comer pronto, y además también hoy venían a comer a casa mis padres que regresaban de haber estado una semana de vacaciones en casa de mi hermana en la costa.

Después de recoger la cocina lleve a mis padres que ya estaban cansados, y tenían ganas de irse a descansar a su casa, y yo terminé de recoger la casa y guardar un montón de ropa que tenía de la plancha, en fin, que me senté ya tarde un rato porque sólo  me había sentado para comer y estaba molía. Tenía que haber salido a mirar unas cosas por la tarde, pero lo dejé porque mi hijo el pequeño, vino enfermo del instituto con un trancazo tremendo que tiene el pobre mío, y no quise dejarlo sólo. Así que haber si puedo mañana, lo veré sobre la marcha, porque para que hacer planes si siempre sale algo nuevo que no esperabas!!!.

Hay días que hago mil cosas y me sobra tiempo, y hay otros en los que me faltan horas, supongo que a tod@s nos ocurre un poco eso a veces verdad??. Hasta mañana, me pongo ya con la cena 😉 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *