CARGANDO...

Escribe para buscar

VIAJE A BRUJAS

Viajes

VIAJE A BRUJAS

Compartir

En este post, os voy a contar un poco de nuestro viaje a Brujas que hicimos hace tan solo un mes.

Brujas es una de las ciudades que sin duda alguna debéis visitar si viajáis a Bélgica. Mi familia y yo, hemos venido fascinados de lo bonita y mágica que es esa ciudad, parece recién salida de un cuento.

Está situada al noreste de Bélgica. Se distingue por sus maravillosos canales, sus calles empedradas con adoquines y, lo que más me ha gustado a mí, los edificios con aire Medieval.

El nombre de “Brujas” (Brugge en flamenco) proviene de la palabra vikinga “Brygga”, que significa puerto. Como veis nada que ver con las brujas de gorro de pico y escoba (como tod@s pensábamos, ¿verdad? Jajaja). De hecho, está tan ligado ya el nombre a las brujas, que al final han hecho un negocio de ello y en todas las tiendas de souvenirs de la ciudad puedes comprar unas brujitas muy monas para traerte de recuerdo a casa o bien para regalar.

Es una pasada el turismo que hay todos los días. Actualmente más de 3 millones de viajeros visitan esa preciosa ciudad, convirtiéndola así en la ciudad más visitada de Bélgica (por delante de Bruselas).

Algo que también nos llamó mucho la atención fue la afición que allí hay por la bicicleta. Yo diría que el noventa por ciento de la gente se mueve en bici, desde embarazadas y niños de todas las edades, hasta ancian@s con su bolsita de la compra metida en su cestita. Es un no parar de gente en bici de un lado para otro por cualquier zona de la ciudad. Algo que si me molestó un poco fue que no tienen ningún miramiento con los peatones, si te descuidas te llevan por delante, y es que según nos dijeron allí, tienen preferencia las bici por delante de todo lo demás… Así que ya sabéis ¡¡cuidadín que estáis avisados eh!! 😉

Brujas y sus rincones…
Nuestro hotel 🙂

Por si no lo sabéis, Brujas es Patrimonio de la Humanidad por LA UNESCO desde el año 2000.

Nosotros fuimos por cinco días y nos dio tiempo de patearlo bien, aunque parezca una ciudad pequeña no la ves tampoco en dos días, necesitas de varios días para recorrerla bien de “cabo a rabo” para no perderte ninguno de sus maravillosos rincones, que os aseguro que hay muchos.

Nos hospedamos en un hotelito pequeño regentado por un matrimonio mayor muy agradable que están pendientes en todo momento de cualquier cosa que necesites o quieras saber de la ciudad. Sólo tiene nueve habitaciones, si bonito era por fuera, lo era aún más por dentro. Es una antigua casa reformada, preciosa y con un patio y unas instalaciones tan acogedoras que te hacían sentir como en casa.

El desayuno lo teníamos incluidos en el precio. No os podéis imaginar el olor a pan y a croisant recién hechos que había por las mañanas en toda la habitación (una perdición porque estaba todo buenísimo). El desayuno era en la parte baja del hotel. Una habitación pequeña, super acogedora a la que no le faltaba ningún detalle. Era bufé libre, había de todo, para ser pequeñito. El café, muy amablemente, te lo servían ellos en la mesa, para mí uno de los mejores momentos del día fue ese maravilloso desayuno.

El clima en Brujas es un poco húmedo y variante. Os aconsejo si viajáis allí que os llevéis un paraguas pequeño que podáis guardar en el bolso, porque casi todos los días os puede coger algún chubasco que otro, claro, al menos en esta época del año que he ido yo. Aunque tengo entendido que es así casi todo el año.

El canal de Brujas…

Unos de los mayores atractivos de esta ciudad, es su casco antiguo. Aunque en gran parte ha sido reconstruido, aun así, sigue teniendo un atractivo brutal, ya que mantiene intactas las estructuras. Es conocida como la Venecia del norte (al igual que Ámsterdam, Gotemburgo y Hamburgo) debido a la gran cantidad de canales y a la belleza de los mismos.

Deciros también que allí a las seis de la tarde, todos los comercios están ya cerrados, así que si queréis ir de compritas… No dejarlo para última hora, porque seguro que os pilla el toro jejeje.

Para los golosos del chocolate, os aseguro que allí os ponéis las botas 🙂 Pues hay cantidad de confiterías y chocolaterías por cualquier rinconcito de la ciudad, ¡¡¡y están realmente buenos!!! Si queréis comprar chocolate en alguna de las tiendas, os aconsejo que os fijéis antes de entrar si en la puerta está el sello de calidad, según nos comentó la chica con la que hicimos el tour (por cierto muy simpática) el mejor chocolate lo tienen los comercios que poseen ese sello. El tour que nosotros hicimos para conocer la ciudad es muy aconsejable 😉 .

Bueno espero haberos trasladado por un ratito a esa bonita ciudad, la cual os recomiendo muchísimo si queréis ir a visitarla y os aseguro que al igual que a mí os va a encantar.

Besitos y ser felices :* .

“Ups” se me olvidaban los gofres… no iros de allí sin probarlos 😉 .

Post Anterior

2 Comentarios

  1. Marilo noviembre 26, 2019

    Que bonitas imágenes!! Me da ganas de ir a conocerlo , cuando pueda lo haré , e iré también a ese hotelito tan cuqui 😍👏😜😅

    Responder
    1. Cristina diciembre 8, 2019

      Si…te lo recomiendo mucho!!!!! Bueno, si vas…ya me cuentas! 🤗😉

      Responder

Dejar un comentario Cristina Cancelar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *