Me gusta la navidad

Siempre me ha gustado la Navidad. Ya desde bien pequeña me gustaba mucho, quizás sea porque en mi familia siempre se ha vivido la llegada de la Navidad com entusiasmo y con muchas ganas de reunirnos con toda la familia. Tengo una larga lista de motivos de por que me gusta esta época del año.

  • Porque me gusta ver los comercios todos tan bonitos adornados con tantas luces de colores.
  • Porque me recuerda a como me gustaba de chica ver en televisión los anuncios de los juguetes y oír de fondo la canción de “las muñecas de famosa se dirigen al portal…” (aún cuando la oigo me sigue emocionando).
  • Porque me encanta ver el emotivo anuncio del turrón (vuelve a casa por Navidad) – no me digáis que no es precioso ese anuncio -.
  • Porque es el mes de la alegría reflejada en la cara de la gente cuando las ves en las tiendas mirando con tanto mimo e ilusión los adornos de Navidad y comprando los primeros turrones y polvorones típicos de la fecha, que por cierto…, cada vez lo ponen antes.
  • Porque me gusta los fines de semana ver pelis de Navidad con mi familia tapaditos con la manta, de Navidad por cierto, contemplando el árbol que todos los años ponemos con tanto entusiasmo, cargadito de adornos y con lucecitas de colores intermitentes que tanto nos gusta.
  • Porque me encanta ver a la gente comprando con tanta ilusión ese décimo de Navidad que todos los años pensamos… – éste año si que me toca el gordo -, ja,ja,ja, o al menos yo si que lo digo.
  • Porque me gustan los villancicos y sobre todo los de toda la vida.
  • Porque me encanta poner la mesa bonita para la cena de Nochebuena y ver toda mi familia disfrutando juntos de tantos buenos momentos.
  • Porque me sigue ilusionando la llegada de los Reyes Magos, verles las caras a mis hijos cuando bajan las escaleras y ven todos sus regalos y ponernos los cuatro en pijama (con mucho sueño, por cierto) a abrir paquetes y comer chuches que aunque no tengas ganas, porque es bien temprano, igualmente te las comes jejeje.
  • Y si por algo es especial para mí estas fechas es porque fue un 24 de diciembre cuando con tan sólo 16 añitos me besé con el que era un buen amigo mío y mi vecino escuchando esa preciosa canción de Navidad que quedará para la historia (“Last Christmas”). Este amigo mío hoy es mi marido y el padre de mis hijos.

En fin, tengo muchos más “por qués”, pero estos son los más significativos para mí. Espero que hayáis pasado unas felices fiestas rodeados de todos vuestros seres queridos y que tengáis una feliz entrada de año. Besito y ser felices :*

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *